miércoles, 23 de noviembre de 2011

Miedo

Uno nunca sabe en qué libro de mala muerte puede caer un ser querido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario