sábado, 19 de noviembre de 2011

Vivir tu verdad

Vivir tu verdad, dejarte ser. Eso, tendría que resultar simple, aunque es más fácil  que  otras complejidades. Pero no, siempre algún condicionamiento de LA MENTE se resiste a que  circule ya sea,  por lo que existe en otro o en uno, de una imagen relacionada a la MIRADA que se tiene sobre cómo  debemos vivir, cuando en realidad sólo tenemos que VIVIR BIEN en lugar de ahogarnos en cuestionamientos que no sirven para expandirse creativamente y que no obstante,  te destruyen.Y qué pasa si lo que hacemos no coincide con los planes ajenos? y qué, si se sale del molde? y qué problema hay si duele? acaso lastimar no se torna en un punto, en sí, algo indefectible? y dónde está escrito que hay que responder al modelo de hij@, amig@, parej@, estudiante?, dónde dice que tenemos que cumplir con las expectativas del resto de la gente o hacerlas coincidir con los proyectos personales? ¿cuándo estuviste de acuerdo con los "ideales"que no tenés la MENOR idea de dónde salen? ¿desde qué concepción  distorsionada del AMOR se deforman nuestras relaciones? A veces hablaste del suicidio como algo INCONCEBIBLE, sin embargo día a día fuiste VOS quien renunciaste  a VIVIRTE para dedicarte a sostener lo insostenible.

En la ventana, hay  un sol enorme al que podés entregarte, no tenés por qué OCULTARTE, no tenés por qué hacerlo con  prototipos ni  respondiendo a estándares sociales ni seguiendo modas ni llenando tu espalda de problemas mentales  ni dejando que NADIE te meta en SUS metas, mucho menos si éstas, no te hacen sentir BIEN o no te dejan SENTIRTE y podés SER, PENSAR y SENTIR      luz brillante,  vibrar una energía diferente.

Podés dejarte VER, usar tu PODER,  lo que también traerá conflictos pero mucho menos tensos que otras tensiones. Y la realidad quizás, es una sola, pero no hay una única forma de VIVIR  siendo REALES.


No hay comentarios:

Publicar un comentario